Contra marea | Relato poético

Nadaba sin ver atrás,
Tragando agua salada,
Combatiendo con las olas,
Atravesando el mar angosto.

Aunque me hundía,
Salía a la superficie.
Aunque me cansaba,
Seguía forcejeando.

Era tan lejos,
Que mi vista traicionaba.
Habían pasado horas,
Y aun así no visualizaba la orilla.

Era una pelea eterna,
Contra la marea,
Que no cesaba,
Y me apartaba.

Pero yo seguía nadando,
Como un loco sin motivo,
Como un enamorado correspondido,
O un hombre que se ha perdido.

La tormenta se acercaba,
Las olas crecían,
El mar se expandía,
Y la fuerza se me iba.

Pensé en rendirme,
Después de todo estaba lejos,
Pero mis ganas eran tantas,
Que solo mi conciencia avanzaba.

Y braceé lo más que pude,
A mar a abierto,
Donde no sería escuchado,
Y mucho menos rescatado.

Todo se iba de mí,
La esperanza,
Las ganas,
La fortaleza.

Algo me decía que me rindiera,
Así que me detuve,
Sabiendo que nunca llegaría,
Pero algo me dijo…
Una voz me recomendó
Que lo hicera una vez más.

Y así lo hice.
Braceé una vez más
y llegué,
Al fin llegué a la orilla.



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *